domingo, 11 de marzo de 2012

El ratón más listo del mundo ( y su entrenador). Brain Storm en Mouse Agility

Brain Storm es el ratón que realiza el increíble laberinto que se ve en el vídeo. En la página web Mouse Agility se describe la afición de su entrenador y los trucos para haber conseguido tamaño reto. Un sitio muy divertido e instructivo.
Escribo algunas de las cosas muy interesantes que cuenta el autor.

El entrenamiento se realiza por condicionamiento operante (Thorndike, Skinner, conductismo en suma)
Usa un clicker que se asocia a una chuchería.
Las ratas son más inteligentes, pero para el razonamiento espacial, no lo son más que los ratones.
No hace ayunar a los animales antes de aprender. ¿Tú te concentrarías mejor en ayunas?
Es cruel criar a animales sociales en aislamiento. Además aprenden mejor los socializados.
Brain Storm (el ratón del vídeo) necesitó solo una semana para aprender antes de que el vídeo fuera grabado. Dos entrenamientos por cada fase en la que animal está despierto y sesiones de no más de dos minutos. Brain Storm es la delicia de todo entrenador.
Ojalá los ratones nacieran con 2 año. Los más jóvenes son mucho más difíciles de entrenar. Nunca es tarde para aprender.

Cómo empezó todo
De pequeño descubrió una pequeña población de ratones salvajes y se dedicó a observarlos. Poco a poco perdieron su timidez y se acercaron a él. Sus padres le amonestaron por el tiempo dedicado y al final llegaron a un compromiso: podría tener ratones como mascotas en casa.
Ya había entrenado a muchos animales antes. Uno de los ratones, Chilly era muy agresivo. Limpiar su jaula era muy estresante para los dos. Crecido ante la dificultad de domar a Chilly nació mouse agility: su habilidad como adiestrador, sus vídeos y su web.
Sus ratones son también el alimento de sus reptiles.

Entrenamiento
Un buen entrenamiento se basa en habilidades naturales.
Si permanece encerrado en una pequeña caja, perderá sus habilidades naturales.
Crear confianza entre el entrenador y el animal es fundamental. Si se siente inquieto por el entorno y el entrenador, solo querrá escapar. La condición sine qua non es que siga la mano del entrenador por espacios abiertos.
Tienen una excelente memoria y aprenden muy rápido, pero se asustan mucho con los ruidos.
Nunca toma con la mano a un ratón. Espera a que se acerque. Entonces el ratón considera su mano como el lugar más seguro del mundo, lo que es esencial para el aprendizaje guiado por la mano.
Se elige una recompensa que le guste. El ratón debe aprender que puede conseguir la recompensa cuando hace lo deseado. No debe ser recompensado siempre y siempre de la misma forma. Entonces deja de aprender.
Primero debe de tocar la mano del entrenador con la nariz o la pata. Tambien puede usarse un palito. Después se mueve la mano y el ratón la sigue para tocarla. Poco a poco se separa la mano (pero no mucho ya que los ratones son cortos de vista) para que se concentre más en el laberinto que en la mano y pueda memorizarlo.
No hay que enseñarle los obstáculos ya que el ratón de forma natural sabe balancearse, saltar, trepar... Hay que enseñarle el orden de los mismos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada