domingo, 22 de enero de 2012

2012, Año de la Neurociencia en España


2012 es el año de la neurociencia en España. Una excelente ocasión para promocionar y divulgar esta disciplina científica que sigue en España la tradición del gran Santiago Ramón y Cajal.

El 26 de Octubre de 2010 el Congreso de los Diputados aprobó una proposición no de ley apoyada por todos los grupos declarando 2012 el año de la neurociencia. Es reconfortante leer el interés de los diputados por la neurociencia (pdf).
La declaración del año 2012 como año de la neurociencia en España representa una oportunidad única que debe ser aprovechada para redoblar el impulso a la investigación neurocientífica en las universidades y centros de investigación de nuestro país, para promover a innovación, la transferencia de los conocimientos que nuestros neurocientíficos desarrollan y para favorecer la divulgación y funcionamiento del cerebro no solo a los estudiantes, sino también al conjunto de la sociedad.

Otro de los propósitos es invitar a todas las instituciones y sociedades científicas a que se sumen a esta celebración de la neurociencia, a todos los neurocientíficos para que hagan un esfuerzo más por divulgar y exponer su trabajo a toda la sociedad y también a los medios de comunicación para que se hagan eco de todas las actividades que se realicen y se trasladen a la sociedad aquellos aspectos con mayor interés para los ciudadanos.
Del 14 al 18 de julio de 2012 se celebrará en Barcelona la VIII Conferencia Bienal de la Federación Europea de Sociedades de Neurociencia (FENS). En ella participará la Sociedad Española de Neurociencia SENC. Esta conferencia es el gran pretexto para la declaración de 2012 como año de la neurociencia en España. Esperamos que sea un año cargado de actividades para profesionales, estudiantes y aficionados.

La neurociencia es una disciplina que aúna un conjunto de especialidades antes separadas. El término se acuñó en 1969 cuando se crea la americana Society for Neuroscience (SfN) cuyos congresos reúnen a lo mejor del área. La biología de la mente, la psiquiatría y la neurología y la psicología de cognitiva se unen para formar la neurociencia, fascinante disciplina que aborda el estudio del cerebro y de la mente.

La neurociencia tiene un origen deslumbrante en España con la figura de Santiago Ramón y Cajal, Premio Nobel en 1906 y padre de la neurociencia. Aparte de los muchos y grandes descubrimientos que hizo, la actitud de Cajal es encomiable y merece ser resaltada. Viniendo de una infancia de pueblo en la que se liaba a pedradas con otros niños y trabajando en una España periférica (hoy lo sigue siendo en alguna medida), Cajal supo dejar boquiabierto al mundo científico. Se empeñó en recibir revistas extranjeras y en traducirlas, comenzó a escribir artículos en publicaciones alemanas y francesas. Cuando vio que no progresaba, empaquetó su microscopio y sus preparaciones histológicas y se presentó personalmente en el congreso de la Sociedad Anatómico Alemana de 1889 en Berlín. Pronto se corrió la voz de que un español tenía un material sorprendente. Uno a uno, los científicos se dieron cuenta de lo despistados que estaban y de que, gracias a aquel español desconocido, la neurociencia cambiaría para siempre.

2012 es una excelente ocasión para retomar el espíritu de Cajal e intentar avanzar en el estudio del cerebro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada