viernes, 15 de enero de 2010

Entrevista con Alvaro Pascual Leone II. Más vídeos y comentarios.

Dos vídeos adicionales con entrevistas a Álvaro Pascual Leone.
En el siguiente vídeo se muestra como la estimulación magnética transcraneal mueve la mano del entrevistador, Eduardo Punset (seg 58).
Este otro vídeo contiene una entrevista de la televisión catalana. Aunque el entrevistador habla en catalán, Álvaro Pascual Leone responde en castellano y la entevista se entiende bien. Nuevamente sus amplios conocimientos y perspectivas le permiten opinar sobre temas que bordean la filosofía.
Algunas ideas aportadas por Álvaro Pascual Leone.
El sueño es una forma de consciencia en la que se recuerdan, reactivan y consolidan redes neurales que sirven para la vigilia. Las transiciones entre los dos estados de conciencia son complejas. Por ejemplo en el sueño se inhiben las órdenes motoras, pero hay casos en los que la desconexión del sistema motor no es completa y tenemos movimientos involuntarios antes de dormir.
La separación cerebro mente es artificial. La mente no ordena al cerebro ni es producto del cerebro. La mente es el cerebro en acción. "La mente es una propiedad emergente del cerebro" según Daniel Dennett.
Ceguera inatencional. El cerebro debe decidir a qué prestar atención y es ciego a  aquello que resta atención a lo esencial en ese momento. También los sentidos compiten: bajamos el volumen de la música para ver mejor.
La plasticidad del cerebro hace que áreas visuales en ciegos se usen para la audición o el tacto. Incluso en personas con los ojos vendados también ocurre.
Es fundamental la capacidad para desaprender o para olvidar. Los que no olvidan de forma normal sufren una dolorosa experiencia. Por otra parte, aprender requiere desaprender, es decir, cuestionar los recuerdos previos para estructurarlos de una forma nueva.
Cuando estamos en reposo el cerebro consume tanto como cuando está en actividad. La actividad de unas áreas da paso a la actividad en otras. En reposo, hay una actividad relacionada con mantenerse vivo llamada default network, necesaria para ser consciente o estar alerta.
El cerebro es un generador de expectativas. Nuestra realidad es subjetiva. Estas expectativas se contrastan con la realidad y dan lugar a la sorpresa o a la confirmación. Esta última puede medirse fácilmente con EEG ya que genera una onda identificable llamada P300.
La medicación "baña" todo el cerebro y tiene efectos colaterales. En su lugar, debería de actuarse sobre las áreas específicas dañadas. Pone como ejemplo tratar de llenar un vaso de agua abriendo el techo del edificio. En efecto, el vaso se llena de agua, pero también toda la habitación.
Con la Estimulación Magnética Transcraneal (TMS) se pueden inhibir ciertas áreas y estudiar el comportamiento serial del cerebro. Por ejemplo, inhibiendo el área de Broca, el sujeto es incapaz de hablar, pero puede cantar ya que está función está localizada en el otro hemisferio cerebral (derecho).
También tiene consecuencias sobre la moral. La corteza prefrontal (responsable del raciocinio) inhibe la amigdala (responsable de la conducta egoista) dando lugar a comportamientos morales. En el castigo altruista, uno es capaz de actuar contra su propio interés para defender un principio moral. Si se inhibe con TMS la corteza prefrontal, predomina la conducta egoísta amoral guiada por la amigdala.
Deficit atencional o hiperactividad en niños. Probablemente siempre ha existido. Es lo que llamamos niño travieso o inquieto o pesado. Actualmente se está intentando paliar con TMS. También existen técnicas conductuales reforzadas por EEG. En ellas el registro de EEG alerta al niño cuando pierde la atención y permite aprender a atender.
Las emociones y el razonamiento juegan un balance en el cerebro. Cuando pensamos en la emoción que nos genera algo, no tenemos la vivencia de la emoción e inhibimos el aspecto emocional. Cuando nos emocionamos no pensamos sobre la emoción. Una forma de controlar las emociones es racionalizarlas (como en determinadas terapias cognitivas). Pero somos seres emocionales, tomamos decisiones emocionales y eso es bueno.
El libre albedrío. Las decisiones que tomamos, ¿son realmente decisiones nuestras y libres? ¿Cuando son conscientes? Se puede predecir la decisión antes de que el sujeto lo sepa. Hay enorme actividad cerebral después de que puedes predecir lo que el sujeto va a hacer. Un problema que pertenece tanto a la ética como a la filosofía, la psicología o a la neurología.
Álvaro Pascual Leone apela a la filosofía para ayudar a resolver algunos de estos problemas, pero lo cierto es que él no duda en adentrarse en estos asuntos con muy buen criterio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada