lunes, 17 de noviembre de 2014

El poder de la ovulación oculta

Este artículo podría tener otros títulos. La ovulación oculta, base de la sociedad. O bien En el sexo lo que más importa es el tamaño (del cerebro). O como sugiere un nuevo estudio,Cuando las mujeres están en la parte fértil del ciclo, prefieren hombres guapos y el resto del tiempo los prefieren protectores. Veamos por qué.

El 95% de los mamíferos no forma relaciones estables de pareja. El periodo fértil del ciclo ovulatorio femenino es evidente y reconocido por todos los miembros de la comunidad. Durante este tiempo la hembra copula todo lo que puede, con frecuencia con múltiples machos. Después los machos se alejan y no cooperan en la crianza de la prole. Fuera del periodo fértil, los machos y hembras no se relacionan. El macho está siempre dispuesto para copular.
¿Qué ocurre en una situación ancestral en la que no existe la ciencia y de la que provienen nuestros genes? Poco cambia para el macho en la especie humana. Siempre está dispuesto. Pero en el caso de la mujer la historia es muy distinta. La ovulación está oculta tanto para hombres como para las mismas mujeres (aunque las mujeres puedan tener alguna sensación especial, solo la ciencia y contar los días sirve para saber en que momento es fértil). El motivo para que, durante la evolución, la ovulación se haya ocultado es el tamaño del cerebro.
El cerebro humano es muy grande. El parto es complicado en la especie humana: una gran cabeza debe pasar por un orificio estrecho para ello: el canal del parto. Como consecuencia,el bebé nace inmaduro. Su cerebro crece mucho después de nacer. La mujer no puede criar ella sola a la prole. Necesita al hombre para hacerlo. El hombre debe de criar a sus hijos (sea directamente, o proporcionando comida y cobijo) o de lo contrario estos morirán y el hombre no perpetuará sus genes.
¿Cómo se consigue que el hombre permanezca al lado de la mujer durante la crianza? Ocultando la ovulación (insisto en que no es voluntario y la ocultación es tanto para el hombre como para la mujer). En contra de lo que ocurre en los animales, la mujer está siempre receptiva ya que no sabe si quedará preñada o no. Y si el hombre se queda en casa, copulará con frecuencia (no tiene que esperar al periodo fértil de la hembra como los animales) y no gastará recursos criando a la descendencia de otro macho. De hecho, la especie humana es única en el sentido de que copula permanentemente y no como los animales que lo hacen solo cuando la hembra es fértil. De este modo nace la familia humana, de la necesidad de que le hombre colabore en la crianza de los hijos.
Ahora nuevos estudios reflejan que la mujer tiene dos formas de escoger al hombre. Por cierto, realizados por mujeres investigadoras.
De acuerdo con la hipótesis de apareamiento dual, las mujeres tienen dos conjuntos de elección de pareja que se sobreponen: uno conduce a la preferencia por hombres sexualmente deseables que tienen genes de alta aptitud y otro que conduce a preferir a hombres que invierten en la mujer y sus hijos.
¿Qué hombres son sexualmente deseables y tienen genes de alta aptitud? Según otros estudios, está claro: guapos, musculados, masculinos, con voz varonil, y comportamiento socialmente dominante.
En el estudio se midió el comportamiento de 41 parejas heterosexuales. En una entrevista inicial se pidió a las mujeres que evaluaran a su pareja en su grado de atractivo. Se tomaron fotografías de la cara y el cuerpo de los hombres y otro grupo de mujeres los evaluó independientemente. Después se entrevistó a las mujeres en la parte alta del ciclo ovulatorio (cuando podían quedar embarazadas) y en ciclo bajo. La ovulación fue confirmada mediante pruebas de la hormona luteinizante que predice con fiablidad la fertilidad.
En relación a la propia pareja, se hicieron evaluaciones a las mujeres del estilo de “El sentimiento de atracción sexual por mi pareja”, “El pensamiento de que mi pareja es físicamente atractiva” o “La búsqueda de relaciones sexuales con su pareja”.
En relación a hombres que no fueran su pareja, se evaluó lo siguiente: “Noté hombres atractivos en todo el campus o en la ciudad”, “Coqueteé con alguien a quien no conozco”, “Coqueteé con conocidos”, “Me sentí físicamente atraída por alguien a quien no conozco” o “Me sentí físicamente atraída por un conocido”.
¿El resultado? Cuanto menos atractivo encuentran las mujeres a su pareja menos inclinadas están a relacionarse con él en la parte fértil del ciclo. Las mujeres incluso son más críticas con los defectos de su pareja en los periodos de alta fertilidad. Y en contraposición, cuanto menos atractivo encuentran las mujeres a su pareja más inclinadas están a relacionarse otros hombres en la parte fértil del ciclo. En el caso de las mujeres que piensan que su pareja es atractiva, se sienten más próximas a él cuando están en la parte alta del ciclo. Y por último, el ciclo ovulatorio no tiene efecto en las relaciones a largo plazo sean estas con hombres atractivos o no.
Ocultar la ovulación ha sido determinante en el desarrollo de las sociedades humanas y aún contiene misterios que nos dejan perplejos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada