lunes, 22 de marzo de 2010

Santiago Ramón y Cajal. Premios y cargos. III/III

REF Vida y Obra Científica I/III
REF Semblanza biográfica II/III
El Genio de Cajal
El Premio Nobel Eric Kandel en su reconocido Principios de Neurociencia del año 2000 cita a Cajal en 9 de sus páginas. Cualquier revisión actual habla de él y con frecuencia sus láminas, que tienen un siglo, ilustran explicaciones actuales. Cajal es en la actualidad uno de los científicos más citados del mundo.
El enorme éxito de Santiago Ramón y Cajal se debe a varios factores.
El trabajo. Cajal examinó millones de neuronas en su vida y escribió cientos de artículos.
La doctrina de la neurona. Comprendió las ventajas del método Golgi (mejor que sus colegas europeos y que el propio italiano). Perfeccionó el método. Dado que las neuronas humanas adultas no caben en el microscopio, estudió seres más simples y embriones, observando por primera vez (y luego otras muchas) neuronas completas.
Su mente perspicaz, su sentido común y su carácter práctico.
Su espíritu inquieto y su visión amplia. Todo le interesaba, de todo se formaba opinión. De los sucesos mundanos. De la medicina. De la vida.
El ánimo emprendedor y la superación de los prejuicios. Comprendió que no se podía hacer ciencia a solas. Primero se suscribió a revistas europeas. Más tarde mandó colaboraciones en español. Luego en francés. Finalmente empaquetó sus cosas y fue en persona a Berlín a explicar sus hallazgos. Después recorrió Occidente impartiendo lecciones y aprendiendo de lo que veía. Acertó al reconocer los problemas españoles, pero tampoco dudó al señalar los aciertos y errores europeos.

Cargos.
1879 Obtiene la plaza de director de los Museos de Anatomía en Zaragoza
1895 Miembro de la Real Academia de Ciencias de Madrid
1987 Miembro de la Real Academia de Medicina de Madrid
1900 Presidente Honorífico de la Real Sociedad Fotográfica de Madrid.
1900 Director del recién creado Instituto Nacional de Higiene Alfonso XIII
1905 Miembro electo de la Real Academia Española.
1906 Rechaza el cargo de Ministro de Instrucción Pública
Cajal fue investido Doctor 'Honoris Causa' por las Universidad de Cambridge, Würzburg (1896) y Worcester (Estados Unidos) (1899)
y miembro de
la Sociedad Físico-Médica de Würzburg (1895);
la Sociedad Médica de Berlin (1895);
la Sociedad de Ciencias Médicas de Lisboa (1896);
la Sociedad de Psiquiatría y Neurología de Viena (1896);
la Sociedad de Biología de Paris (1887);
la Academia Nacional Médica de Lima (1897);
la Conimbricensis Instituti Societas de Coimbra, 1898);
la Sociedad Psiquiatrica Italiana (1896)
la Sociedad Médica de Gante (Bélgica, 1900).
la Acedemia de Medicina de Paris;
la Acdemia de Medicina Sueca (1916)
Lámina y micrografía
Premios
Premio Fauvelle (18 de abril de 1896), concedido por la Société de Biologie de París.
Premio Rubio (1897), concedido por la Real Academia de Madrid por su libro Manual de Histología.
Premio Moscú (agosto de 1900, de 5.000 f.) concedido por el Comité directivo del Congreso Médico Internacional de París.
Gran Cruz de Alfonso XII (20 de junio de 1900)
Gran Cruz de Isabel I (28 febrero de 1901)
Premio Martínez Molina (de 4.000 ptas., 25 de enero de 1902)
Medalla Helmholtz (comunicación el 26 de enero de 1905)
Premio Nobel (10 de diciembre de 1906)
Medalla Echegaray (7 de mayo de 1922)
Medalla Plus Ultra (abril de 1926)
Premio Nobel
Después de recibir varios prestigiosos premios a la labor científica más importante de la época, Cajal recibió el Premio Nobel en 1906.
Tiene algunas dudas, pero el dinero importa. A fuer de sincero, debo confesar algo que acaso haga sonreír irónicamente al lector. Como insinué hace poco, el premio Nobel prodújome más miedo que alegría. Medallas, títulos, condecoraciones, son distinciones relativamente toleradas por émulos y adversarios. ¡Pero un gran premio pecuniario!... La honra opulenta es algo irritante y difícilmente soportable.
En una decisión inusual, recibe el premio junto con Camilo Golgi, defensor del reticularismo, teoría opuesta a la de Cajal. Esto le produce gran contrariedad debido a... el extraño carácter del copartícipe del premio, uno de los talentos más engreídos y endiosados que he conocido.
Después de la guerra contra Estados Unidos en el 98, también extraña a Cajal el Nobel de la paz. En fin, el premio de la Paz fue otorgado al americano Teodoro Roosevelt. Esta decisión produjo asombro, sobre todo en España. ¿No es el colmo de la ironía y del buen humor convertir en campeón del pacifismo al temperamento más impetuosamente guerrero y más irreductiblemente imperialista que ha producido la raza yanqui?
Su discurso, muy aplaudido, es acompañado de un torrente de datos que avalan sus descubrimientos y sus teorías. Golgi, en su turno, hizo gala de una altivez y egolatría tan inmoderadas, que produjeron deplorable efecto en la concurrencia... y todos los neurólogos e histólogos suecos contemplaban al orador con estupor. Y yo temblaba de impaciencia al ver que el más elemental respeto a las conveniencias me impedía poner oportuna y rotunda corrección a tantos vitandos errores y a tantos intencionados olvidos.
Finalmente cuenta como el encargado de negocios español vegeta precariamente en un piso segundo de modestísima casa de vecindad por lo que el Ministro no puede celebrar un banquete en su honor como el resto de las delegaciones europeas.
Frases célebres
Se conocen infinitas clases de necios; la más deplorable es la de los parlanchines empeñados en demostrar que tienen talento.
¿No tienes enemigos? ¿Es que jamás dijiste la verdad o jamás amaste la justicia?
Nada me inspira mas veneración y asombro que un anciano que sabe cambiar de opinión.
Hay pocos lazos de amistad tan fuertes que no puedan ser cortados por un pelo de mujer.
Sólo el médico y él dramaturgo gozan del raro privilegio de cobrar las desazones que nos dan.
Se tienen muchas ideas y pocos amigos o muchos amigos y pocas ideas.
Lo peor no es cometer un error, sino tratar de justificarlo, en vez de aprovecharlo como aviso providencial de nuestra ligereza o ignorancia.
En cuanto el alma pierde la aureola juvenil, los generosos torneos por el aplauso son sustituidos por las egoístas competencias por el dinero.
Las ideas no duran mucho. Hay que hacer algo con ellas.
Apártate progresivamente, sin rupturas violentas, del amigo para quien representas un medio en vez de ser un fin.
Debo ahora terminar. Lo exige la impaciencia del lector; lo impone mi fatiga.
Bibliografía
1889 Manual de Histología Normal y Técnica Micrográfica.
1890 Manual de Anatomía Patológica General seguida de un resumen de microscopia aplicada a la histología y bacteriología patológicas.
1897 Fundamentos racionales y condiciones técnicas de la investigación biológica
1899 Reglas y consejos sobre investigación biológica
1899-1904 Textura del sistema nervioso del hombre y de los vertebrados. Estudios sobre el plan estructural y composición histológica de los centros nerviosos adicionados de consideraciones fisiológicas fundadas en los nuevos descubrimientos
1901 Recuerdos de mi vida. Tomo 1. Mi infancia y juventud. En 1917 Tomo II, Historia de mi labor científica
1905 Cuentos de vacaciones. Narraciones pseudocientíficas
1912 La fotografía de los colores. Bases científicas y reglas prácticas
1913-1914 Estudios sobre la Degeneración y Regeneración del sistema nervioso. Tomo 1: Degeneración y regeneración de los nervios. Tomo II: Degeneración y regeneración de los centros nerviosos
1920 Chácharas de café. Pensamientos, anécdotas y confidencias
1933 Elementos de Técnica Micrográfica del Sistema Nervioso

1934 El mundo visto a los 80 años. Impresiones de un arteriosclerótico

Ref: Centro Virtual Cervantes. Recuerdos de mi vida
Ref: Gobierno de Aragón 150 Aniversario

Extractos de su autobiografía                                                              

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada