martes, 30 de noviembre de 2010

La memoria es poco fiable

Que la memoria es poco fiable es algo que todos conocemos. No sólo porque olvidamos. También porque recordamos cosas que no han existido. Creamos recuerdos falsos.
Imaginar que realizamos una acción puede inducir la creación de un falso recuerdo de que hemos realizado la acción. A esto se llama el efecto de la inflación de la imaginación.
Tanto la observación como la imaginación conllevan la simulación mental de la acción creando representaciones mentales motoras.
En este estudio se comprobó que observar a otros realizar acciones simples crea falsos recuerdos de que es el observador el que realizó las acciones. Los investigadores llaman a esto el efecto de la inflación de la observación.
Los sujetos realizaron acciones simples como barajar unas cartas o agitar una botella. Después vieron vídeos de otras personas realizando acciones similares. Preguntados dos semanas después, los sujetos decían haber realizado acciones que sólo habían visto en vídeo.
Los investigadores especulan sobre si estarán involucradas las neuronas espejo. Se cree que estas neuronas se activan tanto cuando realizamos una acción como cuando vemos a otros realizarla. De hecho parece que las neuronas que comportan un plan de acción motor se disparan 1) cuando se lleva a cabo una acción 2) cuando se imagina que se realiza la acción 3) cuando vemos a otros realizarla. Esto es adaptativo ya que en todos esos intentos mentales aprendemos y mejoramos. El efecto colateral es que nos cuesta distinguir si hemos realizado la acción, la hemos imaginado o hemos visto a otro realizarla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada